martes, 3 de abril de 2012

Mantas traperas

Hola chicas, hoy quiero compartir un artículo del blog Mantas Traperas, en el que 4 mujeres publican sus investigaciones sobre la realización de patchwork en las diferentes zonas rurales de Uruguay.  
Que lo disfruten.

Desde Brasil..


nos llegó este precioso texto y lo compartimos:



Pareciera que hoy en día, las colchas de retazos, patchwork, mantas traperas, o como se las quiera denominar, son una tendencia que el mercado nos impone.
Mi propuesta no es una imposición, sino una invitación.

¿Cuál es la diferencia entre una y otra propuesta?
les explico...
Para que sea mas fácil la explicación, hablemos solamente de colchas. Ya habrá tiempo de referirnos a los otros "productos".

Paseando por cualquier shopping de moda, en cualquier país, en una tienda dedicada a vender productos de decoración de una casa, sábanas, etc. podremos ver colchas realmente lindísimas, por las cuales pagaremos un precio, con dinero o con una tarjeta de crédito, y en pocos minutos estará en nuestra cama.
Estoy hablando del trabajo textil, generalmente hecho en China, invasor del mercado, y para nada despreciable.

En cambio para tener mis colchas, vamos a tener que recurrir a los placares de la casa, a los de la casa de mamá, a las amigas que tengan ropas que no usan...
juntarlas, cortarlas, organizarlas, y de ahí en mas, de a poco irá apareciendo mi colcha...

El alma se llena de gozo al ir eligiendo las piezas.
¿Quién no tiene algún vestido de una niñez que no queremos abandonar?
¿Quién no guardó una blusa usada un día para sorprender un amor?
¿Cuántos retazos de cosas de la abuela?
Cada trozito de tela, cada puntilla, guardada tal vez por años, regalada por alguien, traída de algún viaje, o reservada para una ocasión especial, tiene una historia para contar.
Una historia de vida, de casamientos, de bautismos, de fiestas de cumpleaños...
Una historia de amor...

No existen estas colchas en shoppings del mundo. no se pagan ni con ¡una tarjeta golden card! y antes de que esté en nuestra cama, soñaremos con ella, y viajaremos a la niñez, a los amigos y a los lugares entrañables que ellas nos lleven.
Y en este proceso habrá risas de recuerdos de tiempos felices, y también servirá para secar alguna lágrima de algunos que no lo fueron tanto.
Hecho con nuestras propias manos. Estoy hablando de arte textil.
Arte...
Conocí este arte hace muchísimos años, en mi primera juventud.

Vi las comunidades Amish, trabajando en colchas...
vi los grupos de barrio trabajando en ellas...
mujeres de familia armando la colcha para la próxima en casarse...

Desde el principio, sentí que este mundo me pertenecía.
En realidad, creo que nos pertenece a todas.
Y hablo en femenino, porque en esta cosa de querer nos igualar a los hombres, muchas veces olvidamos que siguen habiendo cosas de mujeres.

Asi comenzó mi romance con estos trapos, que hasta hoy atesoro mas que cualquier joya.

Y en este romance participan muchas amigas, y familia, que siempre me llaman para regalarme lo que no usan, pero no cosas viejas y feas, sino las cosas que mas quieren!!!! Y me las entregan con amor, para que en mis manos recobren vida nuevamente…
Y también porque no decirlo que cuando veo alguna amiga, o hermana, con alguna ropa que me encanta la tela, mi mayor deseo es que no la quiera usar mas!!!!

A veces también me llaman amigos y me dicen “hice limpieza en el placard, pero vení hoy a buscar todo, sino lo tiro!
Es como que me da un ataque, pero también se que no van a tirar nada!

Hay como una especie de conspiración positiva cuando se trata de juntar el material, y asi de apoco, otras personas que no están involucradas directamente en el proceso, no tiran nada, y guardan para mi, para mis colchas de retazos…
Y asi esas personas, amigos de amigos, amigos de parientes, algunos que ni conozco, forman parte de mis colchas…
Y de a poco, casi sin quererlo, se hace una cadena humana de reciclaje, de cosas que tal vez no sirvan mas, pero que saben que cuando llegan a mis manos, se transforman en algo útil, bonito y emotivo.
Tal vez decir que el arte textil es ecológicamente correcto, es poco. Pero lo cierto es que lo es.

Esta es mi invitación, una invitación al disfrute y al placer que genera el hacer con nuestras manos las cosas que vemos y tocamos. 

Laura

17 comentarios:

  1. Que bello!! Gracias por compartirlo!! que el siga el arte formandose no de telas, sino de momentos.

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga!!
    Gracias por compartir tan hermoso reportaje.
    Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!!

    ResponderEliminar
  3. Una entrada muy interesnte, siempre se aprende algo nuevo. un bso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito!! ¡¡Qué sentimientos tan puros! Transmiten a la perfección la esencia del patchwork. Gracias por compartirlo.
    ¡¡Que pases muy lindas Pascuas!!

    ResponderEliminar
  5. Gaby, cuánta verdad hay en estas palabras!!! un besote guapa

    ResponderEliminar
  6. Gracias Gaby!!!! Me encantó el texto!!!! transmite mucho de lo que nosotras sentimos,te mando un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Gaby muchas felicidades apoyo tu teoria, si que lleva impregnado parte de nuestro ser en cada una de las labores, y claro que no las encuentras a destajo en tiendas, ya que ponemos en ellas el amor, la dedicación especial pensando en su personalidad, de verdad te felicito. He paseado por tu blog y me quedo para seguirte de cerca.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Gabriela por compartir este texto en tu blog.
    Mis felicitaciones por el bebé, ¡mucha suerte!

    Un abrazo

    Paula

    ResponderEliminar
  9. Hola Gabriela haces unos trabajos preciosos¡ gracias por visitarme .Bonita entrada¡ un abrazo y que pases buen fin de semana
    Maria http://decoupagemaria.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. Me han gustado mucho tus palabras sobre todo el detalle de todos que te guardan las prendas para tus colchas!!
    Saludos desde mexico

    ResponderEliminar
  11. Entrañable, fantástico y lleno de amor! Es precioso cuando lees que alguien ha puesto palabras a tus propios sentimientos.
    Una fanática de la recuperación de telas adema´s de mil cosas más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Que reflexion tan bonita y tan real, son palabras que muchos pensamos pero no podemos expresar.Te dejo un regalito en mo blog.

    ResponderEliminar
  13. Que manera más hermosa de explicar lo que significa el quilt para nosotras, me encanta lo que leí en mi caso es un poco diferente me encantó la manera en la que Laura recolecta la tela, maravilloso! Gracias Gaby por compartirlo.

    ResponderEliminar
  14. Preciosas palabras para esta entrada. Me encanta utilizar telas que antes fueron otra cosa. Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa!! Si fuera por mí tendría todo en casa todo en patchwork, es tan acogedor!!. El fin de semana vi unos sillones y puffs en partchwork que me enloquecieron, pero carísimos, así que por ahora me conformo con los almohadones que tengo en el sillón. Gracias por tu comentario del libro, estoy corrigiendo este y no sabés el 1 de mayo escuchando a Darnachauns se me ocurrió la trama paraa otro libro. Lástima no tener tiempo para nada, la consultora me está matando!! Divinas las fotos que nos mandaron de Cai con el móvil. Es una divinura, tu hijo como me encantaría verlo en vivo y en directo y comérmelo a besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Sigueme por mail!